viernes, 19 de octubre de 2012

La cuestión homérica



Busto de Homero
Muchos de nuestros lectores sabrán de sobra que Homero fue un antiguo escritor griego autor de la Ilíada y de la Odisea. Lo que quizá no sepan es que desde la Antigüedad se debate quién fue en realidad Homero. Para empezar, no se sabe cuál es el origen de su nombre, pues Ὅμηρος bien puede significar “ciego” que “rehén”.

Por otro lado, no sabemos si quiera si Homero era una persona o un colectivo, pues se ha investigado cómo una sola mente es capaz de memorizar tantos y tantos versos. Me explico; los textos homéricos estaban compuestos en hexámetros, esto es, una composición cerrada de versos cuyas palabras debían encajar según las vocales de las sílabas fueran largas o breves (en castellano no distinguimos la cantidad de las vocales, pero los griegos sí, como por ejemplo η –“e” larga– y ε –“e” breve–). El esquema era fijo, y el rapsoda tenía que recordar bien cada una de las palabras que componen todos los versos y qué lugar ocupan para no salirse de dicho esquema.  Pues bien, la Ilíada está compuesta de 15690 versos y la Odisea de 12103 versos, ambos repartidos en 24 cantos (capítulos, para entendernos), división que hizo el griego Zenódoto de Éfeso (el que fuera director de la célebre Biblioteca de Alejandría) por cada letra del alfabeto griego. ¿Puede alguien memorizar tantos versos?

Otra incógnita es la siguiente: en la época en la que fueron compuestos estos versos (antes del siglo VIII a.C.) no se escribía, era todo de tradición oral, lo cual nos sugiere que el verdadero autor de estos textos tuvo que componerlo de memoria. ¿De verdad una sola persona pudo componer, encajar en hexámetros, memorizar y recitar una y otra vez unos 28000 versos? ¿O se sirvió de la escritura pero de ésta no nos ha llegado absolutamente nada? No se sabe.

Primeros versos de la Ilíada
Tenemos, además, que a partir del siglo VIII a.C., como decía, tenemos las primeras inscripciones griegas, los primeros textos en griego, entre los que se encuentran la Ilíada y la Odisea, pero sólo de la Ilíada tenemos 168 manuscritos diferentes, es decir, encontramos diferencias entre unos manuscritos y otros, no son idénticos. ¿Cómo se explica esto? Algunos estudiosos opinan que fueron unos escribas quienes oían a distintos rapsodas recitar estos innumerables versos y copiaban lo que oían. Podía ser que el rapsoda variara los versos o que, directamente, varios rapsodas cantaran de forma diferente a los otros. O simplemente que el escriba se equivocara, todo podía pasar. No se sabe.

Pero otro problema que encontramos es que, normalmente, los recitales se hacían de una vez, es decir, cantaban para un acontecimiento concreto, con el principio y el final de la epopeya en sí. Pero estas obras son demasiado largas. ¿Narraba el rapsoda la Odisea enterita de una vez? ¿Quién iba a estar sentado tantas horas escuchando la historia? ¿O lo hacía por partes, dejando un final abierto para continuar en otro momento con la historia? No se sabe.

La Apoteosis de Homero, de Jean Auguste Dominique Ingres
Además encontramos algunas diferencias entre un libro y otro en la trama, en la lingüística (se puede apreciar una amalgama dialectal) y en la estructura. También resulta llamativo encontrar entre ambos libros una serie de anacronismos y despistes, como por ejemplo ocurre con Pilémenes, que en el canto V de la Ilíada muere a manos de Menelao, pero en el canto XIII aparece el hijo de éste y quiere vengar la muerte de su padre matando a Pilémenes, quien unos capítulos antes ya estaba muerto…

Por todo esto lo mismo vemos un grupo de estudiosos que opina que Homero fue una sola persona que compuso gráficamente la Ilíada y la Odisea, otros consideran que lo que hizo Homero fue recoger la tradición oral y escribirla tal cual la escuchaba, otros afirman que lo hizo una sola persona y todo de memoria, y hay otro grupo que piensa que Homero no fue una única persona, sino un grupo de rapsodas que se iban dispersando por toda Grecia recitando los versos de estas obras que se consideran las primeras de la literatura occidental, una lectura que cualquier buen lector que se precie no debería dejar de leer.

Después de lo leído, ¿qué opináis de la cuestión homérica? ¿Qué teoría os parece más acertada?



2 comentarios:

Isabel dijo...

¡Hola!
Qué interesante. No tenía ni idea de esas hipótesis sobre la existencia o no de Homero y quién fue en realidad.
Pues, la verdad es que no sé con qué idea quedarme. Los anacronismos... bueno, es curioso. Probablemente no lo recordara. Eran muchos versos y mucha métrica, ¿es normal que se le escapara algo no? Jajajaja

Café de Menta dijo...

Lo preocupante no sería que se le olvidara un par de versos, sino cómo pudo memorizar tantos!! Y además componerlos de cabeza. Ese tío sería un genio!!

Muchas gracias por tu comentario!!

Un abrazo!!